Quiromancia

El ser humano está sujeto a pasiones diversas, a defectos y a impulsos que tienen gran influencia sobre el desarrollo de su existencia y de sus relaciones con el prójimo. Pueden resumirse en los denominados "pecados capitales".
Cuando una línea perfectamente recta parte del monte de Venus y sube directamente al monte de Mercurio sin encontrar obstáculos es un signo feliz: amor y fortuna (connubio de Mercurio y Venus).
Esta línea es un arco del círculo que desde el monte de Mercurio (bajo el meñique) va al monte de la Luna, con la curva hacia la palma. Su significado está en relación con facultades aún misteriosas del ser humano y con posibilidades de intuiciones excepcionales.
Estas líneas no son constantes y no se advierten en todas las manos. Línea de Saturno. Esta es la línea del destino (denominada también de la fortuna).
Estas son casi siempre el signo de un acontecimiento no debido a nuestra voluntad; generalmente, indican un peligro. Algunas veces pueden indicar un signo favorable.
La mano está surcada en todos sentidos por líneas y signos. Consideramos oportuno llamar la atención sobre las diversas interpretaciones del significado de las líneas de la mano izquierda y de las de la derecha, que pueden completarse recíprocamente.
La palma de la mano es muy importante para el quiromántico, porque al examinada puede determinarse inmediatamente el carácter más o menos enérgico y volitivo, y el grado de nerviosismo o de control del individuo.
Generalmente, en la parte alta de la primera falange sólo algunas veces se encuentran signos. Si hay incisa una cruz, es mal presagio, pero si encuentra dibujada claramente una estrella, es un signo muy feliz.
Una bella raya recta que parte de la raíz del dedo y llega hasta lo alto de la primera falange anuncia que se alcanzará una extensa fama.
Una sola raya recta y clara que atraviesa toda la tercera falange hace prever una óptima carrera militar. La misma raya si es oblicua partiendo del lado del monte de Marte.
Una sola raya desde el monte de Júpiter hasta la segunda falange del dedo significa audacia, corazón noble, la materia utilizada por el pensamiento.
Las tres falanges de los dedos representan los tres mundos de nuestra existencia: la primera falange responde a lo divino; la segunda, al mundo natural, y la tercera al mundo material.

Descubre nuestras promociones

APROVECHA LOS DESCUENTOS Y PRECIOS ESPECIALES
Pagos seguros en nuestra tienda online

Compatibilidad

Consulta la compatibilidad con el signo del sodiaco